Oro físico

El oro es uno de los muchos metales preciosos que existen. En química, a menudo se denomina ‘metal moneda’. De media, hay cuatro gramos de oro por cada 1000 toneladas de material en la corteza continental de la Tierra. Por lo general, este metal precioso de color amarillo se encuentra en tierra firme. Sin embargo, también se puede encontrar en el agua del mar en pequeñas concentraciones. Según algunas estimaciones, se dice que los océanos del mundo tienen más de 70 millones de toneladas de oro de forma disuelta.

La minería y el ratio stock to flow

A lo largo de toda su historia, se estima que los seres humanos han extraído un total de alrededor de 190 040 toneladas de oro. Dos tercios de esta cantidad se han descubierto en el curso de los últimos 70 años. Debido a la indestructibilidad de este metal precioso, es posible que la cantidad total jamás extraída esté todavía presente y en uso en alguna de sus formas. Esto se refleja en el altísimo ratio stock to flow que tiene el oro. En marcado contraste con otras materias primas, como los cereales o el petróleo, el oro detenta un considerable grado de discrepancia entre la producción anual y las existencias totales disponibles. En la actualidad, se extraen 2600 toneladas al año. El ratio stock to flow es, por lo tanto, superior a 70 (existencias / flujo, es decir, 190 040 / 2600 = 73). En concreto, esto significa que la producción actual de oro tardaría un total de 70 años en duplicar los niveles de existencias disponibles hoy en día.

Oro físico frente a valores de oro

Los inversores a menudo quieren invertir parte de sus activos totales en oro, puesto que este se considera un modo seguro de almacenar riqueza. En efecto, uno encima se puede beneficiar del creciente precio del oro. Además del oro, otros metales preciosos, como la plata, también se compran por razones parecidas. Lo que es más, aparte del oro físico, hay igualmente distintos valores en el mercado que se basan en el oro. Estos incluyen los ETF de oro y los certificados de oro. Con ellos, sin embargo, el propietario de los valores no se convierte automáticamente en el propietario del oro físico. Solamente participa de un modo u otro en la evolución del precio del oro, puesto que su valor cambia con el tiempo.

Lingotes y monedas

Normalmente, el oro físico se vuelca en lingotes para formar barras de diferentes tamaños. Alternativamente, se transforma en monedas de diferente valor. Entre las distintas barras de oro que se fabrican, están las denominadas barras moneda y las barras tipo tableta. Las barras moneda también se presentan en una amplia variedad de formas. Las más conocidas son: el Krugerrand, la Hoja de Arce, la Filarmónica de Viena, la Britannia, el Panda de China, la Kangaroo Nugget y el Águila Americana. Estas monedas individuales difieren en cuanto a propiedades. Según sus preferencias, una u otra de estas monedas de oro es la más adecuada para invertir.

Análisis de autenticidad

Ampliamente utilizados para comprobar la autenticidad del oro físico, los aparatos conocidos como espectrómetros son el estándar de la industria hoy en día. Se utilizan para llevar a cabo análisis de fluorescencia de rayos X para confirmar la pureza, o no, de este metal precioso de color amarillo. Con este método, se puede determinar la finura exacta sin que haya destrucción del oro. Esto contrasta con el tradicional método de línea/ácido, que era destructivo. De este modo, se pueden tasar correctamente muestras de oro con una composición desconocida. Sin embargo, el método solo ofrece una determinación superficial de la composición. Un proceso conocido como medición de velocidad ultrasónica conlleva un enfoque holístico que, al mismo tiempo, ofrece un método no destructivo para analizar el oro. Un popular metal pesado que se usa para falsificar barras de oro es el tungsteno. Después de medir el grosor de la barra o la moneda, se mide su velocidad de ultrasonido, que difiere aproximadamente en 2000 m/s entre el oro y el tungsteno. En consecuencia, un lingote rellenado con tungsteno refleja las ondas sonoras empleadas en el proceso y estas interactúan con el equipo de manera diferente. De esta manera, se revela cualquier material falso utilizado.

Alta liquidez

Una de las principales ventajas del oro es su total indestructibilidad. Además, este metal precioso tiene una alta densidad de valor. En otras palabras, es posible almacenar un montón de valor en una pequeña cantidad de espacio. El oro también es aceptado internacionalmente como moneda. Esto hace que este metal precioso de color amarillo sea particularmente líquido. Por consiguiente, los márgenes comerciales en los mercados de oro mundiales son pequeños. Ello quiere decir que los precios de compra y venta del oro están muy próximos entre sí y que solo se distancian uno de otro gradualmente con cantidades mayores.

El enfoque adecuado para el almacenaje de riqueza

Debido a su indestructibilidad, escasez y alta densidad de valor, el oro es uno de los métodos disponibles más adecuados para el almacenamiento de riqueza. De por sí, solo las formas de almacenaje adecuadas deberían ser de la mayor importancia. Básicamente, hay dos formas de almacenar oro. En primer lugar, el oro físico puede almacenarse en casa. Por supuesto, esto conlleva el riesgo de que los ladrones podrían robar el metal precioso de su propia casa. Para evitar este riesgo, una alternativa adecuada es el almacenaje en un banco o con un proveedor de almacenaje que sea independiente del sistema bancario. Swiss Gold Safe ofrece esta segunda opción. Los lingotes, monedas y gránulos se pueden almacenar aquí de forma segura.

Resumen:

  • El oro es el metal precioso más famoso y, aunque se encuentra principalmente en la tierra, también lo hay en el agua.
  • Ningún otro metal tiene un ratio stock to flow tan alto.
  • Cualquiera que posea oro físico está efectivamente en posesión de un metal precioso, a diferencia de lo que ocurre con los valores de oro.
  • El oro se conserva mayormente en forma de lingotes o de monedas.
  • Hay diversos métodos sofisticados para verificar la autenticidad del oro.
  • Debido a su indestructibilidad, su alto ratio stock to flow y su alta densidad de valor, el oro es uno de los métodos más adecuados para almacenar riqueza de forma física.
WeltkarteEdelmetalle sicher lagern